Nuria Alcaraz en su estudio de pinturaExposiciones individuales

2011

  • Ramón Portuondo Wakonigg. De ovejas y sutilezas. Madrid.

Exposiciones colectivas

2016

  • XII Bienal de Artes Plásticas “Ciudad de Albacete”.
  • ” Tres miradas : lo onírico, lo vegetal, lo orgánico”. Fundación Pons. Madrid.

2014

  • “Pintoras del Siglo XXI”. Sala de exposiciones de la Sede del Distrito de Retiro. Madrid.
  • “75 Exposición internacional de Artes Plásticas de Valdepeñas”. Valdepeñas.
    Obra adquirida por colección privada.
  • XI Bienal de Artes Plásticas “Ciudad de Albacete”.
 2013
  • 74 Exposición Internacional de Artes Plásticas. Centro cultural “La Confianza”. Valdepeñas. (Descargar catálogo)
  • Arte por Piura. Exposición benéfica de arte. Sala de Exposiciones Ansorena. Madrid.
  • Pintoras del Siglo XXI. Sala de exposiciones de la Sede del Distrito de Retiro. Madrid.
2012
  • XLIV Concurso- Exposición “Ciudad de Tomelloso 2012”. Museo López Torres, Tomelloso. (Descargar catálogo)

2006

  • VII Bienal de Artes Plásticas “Ciudad de Albacete”.

2005

  • Galería Marina Miranda. Mujeres en Marina Miranda. Madrid.

 

 Fui niña tranquila atiborrada de sueños.
Cabecita ingeniosa que inventó mil y un juegos.
Pintora de brocha gorda usando lapiceros,
modista de alta costura de recortables, de muñecos.
Madre de muchas Nancys, pitirolas y algún perro.
Reina de Curdilandia y la mujer de un churrero.
Hermana de mi hermana y de 1ºB al completo.
Pensadora algunas veces en las horas de recreo.
Jefa en el combate contra las huestes de 3º,
gitanilla, francesita, enfermera o guerrillero.
Mayor en algunas cosas y pequeña en otros momentos.
Mico avispado con los ojos muy abiertos,
lista como yo sola, inocente como el juego.
Fui quien fui, soy quien puedo.”

 

 

Nuria Alcaraz, Castellón de la Plana, 6 de Julio de 1965

Pinto, coloreo, recorto y  pego de toda la vida.

Durante un tiempo esta fue una actividad relegada a un segundo plano, sobre todo en aquellos momentos en los que una cree que ser mayor debe significar, entre otras cosas, elegir una profesión que, por seria, planifique un buen futuro. Cosas de una educación equivocada.

He de decir también, en honor a la verdad, que nunca tuve muy claro a que quería dedicar el resto de mi vida; entre otras cosas porque el resto de mi vida me parecía un espacio de tiempo demasiado largo como para hacer una única cosa. De este modo empecé a probar.

Durante un periodo estuve dedicándome a temas de asociacionismo juvenil y más concretamente aquel que se preocupaba de las necesidades de mi género.

Más tarde me entró el gusanillo de dedicarme a temas de comunicación audiovisual y así cursé estudios de operador de cámara en el CEV, que en años posteriores me vinieron muy bien a la hora de participar en la elaboración de algún corto que otro, no solo en la parte de guionización, sino también en la interpretativa. La interpretación siempre había sido una asignatura pendiente que desarrollé durante un año de estudios no reglados en La Cuarta pared.

Mientras tanto… ahí estoy yo pintando, coloreando, recortando y pegando.

De repente aparece la música. A esas alturas de la vida con veintitantos años largos descubro el gusto que me produce ser público de la misma y como me gustaría poder participar activamente del hecho sonoro. Y es por ello por lo que me animo a cursar estudios de Educación Musical, atendiendo estrictamente a mi profundo deseo de formar a otros, no tanto en el virtuosismo musical pues para eso está el Conservatorio, y sí en el gusto y la necesidad de escuchar música con cierto criterio.

Terminados mis estudios ejerzo un tiempo como maestra de educación musical, descubriendo que  los márgenes del sistema educativo son demasiado estrechos para mí.

Mientras tanto… ahí sigo yo, pintando, coloreando, recortando y pegando retazos de una vida llena de vaivenes.

Y es por fin a principios del nuevo siglo cuando convaleciente de una intervención quirúrgica lo veo todo claro: quiero dedicarme profesionalmente a pintar, colorear, recortar y pegar. Y así, con los puntos del cosido tirando todavía un poco,  comienzo a estudiar pintura en El Estudio Sotomesa.

Desde ahí hasta hoy, la pintura y la creación plástica son el leitmotiv de mi vida.

Ahora me doy cuenta que, irremediablemente, no podría haber sido otra cosa de mayor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies